lunes, 30 de diciembre de 2019

LEWIN / LA TRISTEZA DE LA VÍA LÁCTEA

-La tristeza de la Vía Láctea-
Arcadia Music 2016
-⭐⭐⭐⭐-
Andrés Lewin (nacido Andrés Demian Lewin Pérez, Buenos Aires, 8 de junio de 1978-Madrid, 5 de enero de 2016)​ fue un cantautor independiente argentino homosexual fallecido prematuramente con 37 años.
Reticente a ser considerado un cantautor al uso,​ es conocido por sus composiciones que abordan sin prejuicios la temática homosexual.​ 
Licenciado en psicología en la Universidad Complutense de Madrid también estudió realización de cine en el Instituto Puerta Bonita aunque no llegó a ejercitar dicha actividad.

Andrés Lewin nació en Buenos Aires en 1978 y con diez años se trasladó junto a su familia a San Cristóbal de los Ángeles (Madrid), ciudad en la que residió hasta su fallecimiento.
A comienzos del año 2000 empezó su carrera musical en el circuito de pequeños locales de Madrid como Libertad 8 o Galileo Galilei. En 2003 editó su primer trabajo discográfico, para el sello Sustanzia Records, titulado "Agencia de viajes".​ Grabado entre abril y julio de 2003 en los estudios Serendipity de Madrid, contó con la producción de Gonzalo Lasheras y Tito Dávila.
El amor y desamor o la complejidad de las relaciones personales desde una óptica homosexual son las constantes de sus canciones. No obstante el resultado final es un disco más cercano al pop que a la música de cantautor.​ Los temas que lograron más repercusión son 'Despeinado' y 'Javi y Pablo'.

En 2008 se editó su segundo disco "Animales y Aeropuertos". Finalmente en enero de 2016 se editó, póstumamente, su tercer disco completo "La tristeza de la Vía Láctea".
Escuchar su obra póstuma es viajar sobrecogidos por el alma infinita, poética, desnuda de sus canciones. Su música, siempre mirando al cielo en busca del cometa Halley, llegaba a sitios nunca antes descubiertos. Y con su muerte, murió también el mapa que llevaba a esos lugares irrepetibles.
Dice su amigo Luis Ramiro que las letras y canciones de Lewin venían de otro planeta. Y es verdad. Un planeta en el que un niño de 7 años era capaz de pintar, hacer fotografías o tocar el piano como un adulto. Con la personalidad de un genio, con todo lo bueno y malo que eso conlleva. La alegría y el sufrimiento.
Y eso impregna cada de uno de sus acordes, cada una de sus frases. Al componer, Andrés Lewin sólo buscaba conseguir emocionar a los demás. No buscaba fama, ni dinero. Buscaba la belleza. Y la encontró muchas veces en forma de canciones. Su música conectaba con un mundo hipnótico en el que una vez dentro ya era imposible volver a salir. Allí en su imaginación, habitaban animales que podían hablar, amores imposibles en ciudades remotas, niños que se pasan la vida esperando el regreso de un cometa.

"La tristeza de la Vía Láctea" es un disco imprescindible para cualquiera, donde no existe el prejuicio y que rebosa una insólita belleza. Andrés se pasó un año largo dando forma a este álbum, escogiendo entre 30 canciones de un magnetismo irresistible, encuestando a sus amigos para asegurarse cuáles arañaban en el corazón con más ahínco.
🌠


Iluminados
Buen camino
Una vuelta de Halley
Tu perro
Puter
Correr
After the war
Fiesta salvaje
Emotravel
Este fin
ESCUCHAR - DESCARGAR
-
-

No hay comentarios:

Publicar un comentario

  © Blogger templates Psi by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP  

tag