sábado, 25 de mayo de 2024

107 FAUNOS / VANDALISMO COMPARADO

-Vandalismo comparado-
Discos Laptra/Primavera Labels 2024
-⭐⭐⭐-
107 Faunos presenta "Vandalismo comparado", su séptimo álbum de estudio.
Con ocho nuevas canciones, la banda consolida su propuesta de temas indie rock.

Fue grabado en el Estudio Unísono y mezclado en Estudios Romaphonic por Felipe Quintans, ganador de un Grammy en el año 2022 por su trabajo con El mató a un policía motorizado El mató a un policía motorizado.

En Vandalismo comparado 107 Faunos continúa construyendo una carrera en torno a sólidas canciones en las que resuenan melodías evocativas y líricas potentes junto a una instrumentación arremolinada de guitarras y teclados en la que un novedoso enfoque en la mezcla actualiza su sonido. Las participaciones de J (Los Planetas) y Niño Elefante (El mató a un policía motorizado) convierten a este álbum en una cumbre del indie rock iberoamericano.

Manteniendo el espíritu lúdico del situacionismo y rechazando la pose privilegiada y suntuosa del artista profesional, los Faunos recogen los frutos de las mejores tendencias musicales del tránsito entre el siglo XX y XXI en un collage difícilmente medible por los criterios dominantes de nuestra era.
Nacida en La Plata, Argentina, a lo largo de su discografía la banda ha tendido puentes hacia tres décadas fundamentales, esquivando el pesado bulto de la solemnidad.
En sus temas resuena la rica tradición del rock argentino de los ́70, con su espíritu psicodélico y comunitario, la angustia que tiñó de oscuro a los ́80 y la crudeza y la urgencia del rock alternativo de los ́90, con el charm desprolijo de Guided By Voices y Pavement como referencias inocultables. Una banda única, con originalidad, ideas, y lo más importante, canciones clásicas.
107
Mi diablo
Bar de playa
Aeronostalgia (con J)
Promesa feliz
Esta noche
Café (con Niño Elefante)
Arena rápida
Diciembre, marzo
ESCUCHAR - DESCARGAR - COMPRAR

domingo, 19 de mayo de 2024

CHRISTINA ROSENVINGE / LOS VERSOS SÁFICOS

-Los versos sáficos-
Primavera Labels 2023
-⭐⭐⭐★-
Christina Rosenvinge presenta "Los Versos Sáficos", un nuevo álbum donde recoge los temas compuestos para el proyecto teatral Safo y suma dos temas inéditos: Pajarita y Contra la lírica.

En este nuevo trabajo, Rosenvinge reinterpreta los versos de la genial poeta griega desde el pop contemporáneo, con un abanico de sonoridades que va desde lo tradicional mediterráneo a lo electrónico.
"Devolverle la música a los versos de Safo. Ese era el propósito con el que empezó este proyecto. Su poesía nació cantada, no escrita. Sabemos que Safo fue toda una estrella del pop en el mundo grecolatino y que su estela brilló mucho después de su muerte. Dio nombre a un tipo de métrica poética y a una forma de amor. Posteriormente se transformó en una figura mitológica que habita cuadros, textos y óperas, y en el siglo XX en un referente para las vanguardias que vieron en sus versos fragmentados una forma de escritura sabiamente editada por el paso del tiempo. Safo es un enigma vivo. Una invitación para imaginar. En las canciones que incluye este álbum, he jugado a mi antojo con sus versos y con su espíritu." - Christina Rosenvinge. 

 Y como resultado, hoy tenéis entre vuestras manos "Los Versos Sáficos", un nuevo disco inspirado en la misteriosa figura de Safo a través de la voz, la personalidad compositiva y la lírica de Christina Rosenvinge, quien tomando como base la obra conservada, recupera y actualiza los versos, la emoción y el genio de la poeta eterna en las 9 canciones que componen este trabajo.
Acompañada por Amaia Miranda en la guitarra, Irene Novoa en bajo, teclados y coros y Xerach Peñate en la batería, Christina rompe la barrera del tiempo que separa a ambas mujeres -fuertes, cada una a su manera, representativas de su tiempo- actualizando paralelismos frente a conceptos como el deseo, la pasión y la libertad.

"Los versos sáficos" fue grabado en dos partes, la primera a finales de 2022 y la segunda en la primavera de 2023, en el estudio El Lado Izquierdo. Producido por Dany Richter y Christina Rosenvinge, grabado y mezclado por Dany Richter y masterizado por Álex Psaroudakis. Contamos con la colaboración especial de la pianista Lucía Rey, y de María Arnal prestando su voz a Canción de boda.

En el libro que acompaña al disco encontraréis las letras de las canciones de "Los Versos Sáficos", un texto original de Christina en torno al nuevo trabajo, y una colección de fotos de Pablo Zamora. Bienvenidos.
🏦
Ligera como el aire
Poema de la pasión
Canción de boda
Himno a Afrodita
Fragmentos
Hoy duermo sola
La manzana
Pajarita
Contra la épica
ESCUCHAR - DESCARGAR - COMPRAR

viernes, 17 de mayo de 2024

DAGA VOLADORA / LOS MANANTIALES

-Los manantiales-
Lovemonk 2024
-⭐⭐⭐-
Desde 2016 llevaba Daga Voladora sin editar disco.
Para paliar tan larga espera, tan sólo un par de celebrados singles. Ahora, por fin, Cristina Plaza (identidad graciosamente escondida bajo esa Daga Voladora que fue antes Gran Aparato Eléctrico y también un cuarto de Los Eterno y la mitad de Clovis) estrena álbum y lo hace, por primera vez, en formato vinilo. “Los manantiales” se titula el feliz y esperado regreso de quien nunca se marchó del todo.

Tan sólo estaba, como atestigua este trabajo, en su mundo. “Los manantiales” hace referencia a todas esas fuentes de las que bebo para hacer mis canciones: Stereolab, Broadcast, Galaxie 500, Cate Le Bon… Y también algo del lenguaje flamenco. Un flamenco muy a mi manera, claro” explica Plaza.
A alguno “Los manantiales” también le traerá ecos de grupos que la artista no ha practicado tanto como Esclarecidos, Vainica Doble, Ana D o Kikí d’AkíVoces profundas para canciones con enjundia.

Pero también está esa otra idea del manantial que brota cuando ya no se le puede contener más. “Me ha costado tantos años hacer este álbum porque tenía un prejuicio relacionado con el disco anterior [“Primer segundo”] en el que había una coherencia. Al no encontrar ese concepto o pensar que esto o aquello otro no eran Daga Voladora, no me acababa de poner. Hasta que decidí que igual no tenía que imponerme una dirección tan rígida…”

Bocetadas en un pueblo limítrofe con Ávila en el que Plaza decidió perderse el verano de 2022 y rematadas posteriormente en un sótano en Madrid durante varios meses, las nueve canciones de “Los manantiales” conforman un disco corto, premeditadamente corto (“No me gusta que las canciones pasen de 2:50”) pero, sobre todo, variado. Porque como se intuye en el tema ‘Quise ser’ (“Yo quise ser héroe de ficción, pintora expresionista, actriz revelación”), aquí están todas las Cristinas imaginadas y sus distintas vidas (“El tema ‘Lejos de la multitud’ es esa añoranza mía por ser vagabunda”), señal inequívoca de que, como confiesa la artista, “yo soy mi propio manantial”. Y toda esta gozosa dispersión viene de la premisa con la que Plaza abordó el disco: “Me dije: ‘vamos a jugar’. Me propuse pasármelo bien. De repente, quería hacer un tema rollo dub y me salió ‘Fosforito’ o un rock en plan Lou Reed en los 80 y ahí está ‘Me vi penando’. ¡Quería un disco de rock, un disco experimental, algo como Broadcast, y un musical! ¡Quería hacer miles de cosas!”

El resultado es un disco lúdico, muy divertido; pero sobre todo elegante y extremadamente preciso. En el fondo y en la forma. Así, las melodías se quedan a la primera escucha de lo redondas que son; las músicas funcionarían a la perfección solas, desnudadas de unas letras que responden a la máxima, tantas veces ignorada, de que en verdad sólo hay una manera de decir las cosas. “He intentado depurar mucho los textos. Hay alguna frase pillada de Steinbeck, otras cosas que surgen de manera un tanto mágica.
Por ahí está también Gary Snyder, Kerouac y sus vagabundos del Dharma, ecos de California…”
Y un álbum hecho, como es habitual en ella, en la más absoluta de las soledades (salvo por la colaboración de Andrés Arregui al saxo y la mezcla final de Fino Oyonarte). A pelo. “Lo he grabado todo con mi ordenador, con mis instrumentos, mis teclados analógicos, mis cajas de ritmo, ruiditos que hago por ahí... Yo no hago maquetas. Me pongo. A lo bruto. Lo que sí hago es repetir. Lo bueno de este método es que muchas cosas ocurren de forma espontánea y ahí se quedan”.

Un disco que, por todo lo anterior, responde a la mejor noción de capricho. Un capricho rubricado y rematado por la espléndida portada maquetada por Beatriz Lobo y que no es, ni más ni menos, que un cuadro (‘La chica del King Creole’) del mítico artista Javier de Juan. En “Los manantiales” están muchos mundos posibles, otros tantos soñados. Por supuesto, los de Daga Voladora (no en vano, el disco se abre con un tema titulado ‘Cristinópolis’), pero también los de cualquier oyente curioso y sensible que, por cierto, encontrará más de un guiño musical por el camino. Sólo hay que estar atento.
🍶
Cristinópolis
Ceniza plateada
Quise ser
Lejos de la multitud
Me pasará contigo
Fosforito
Diamante
Me vi penando
Catedral
ESCUCHAR - DESCARGAR - COMPRAR

viernes, 10 de mayo de 2024

DE SALOON / GRANDES ÉXITOS

-Grandes Éxitos-
Autoeditado 2023
-⭐⭐⭐⭐-
"Grandes Éxitos" es el nuevo álbum que contiene los singles más conocidos de la agrupación, que repasa la historia de sus seis discos y celebra 22 años de trayectoria con una edición en vinilo que cumple al fin con el viejo anhelo de sus fanáticos de Chile, México y Latinoamérica.

Esta selección de grandes éxitos llega en una excelente etapa para la banda, de vuelta post pandemia y totalmente vigentes; sacando nuevas canciones, como un grupo de veintidós años transformados en un clásico del rock-pop chileno y de la música nacional. La idea nace como algo que De Saloon le debía a sus seguidores, coronar con un disco vinilo que cumpliera las expectativa de ser un "Grandes éxitos", de recorrer la carrera del grupo y llegar al público que los escucha desde el 2002, cuando editaron su primer disco.

Sobre la selección de las canciones, su vocalista y guitarrista, Piero Duhart, comenta: “Con la plataformas digitales fuimos viendo cuáles son las canciones más exitosas, aparte nosotros somos una banda de la vieja escuela, que muchos de nuestros temas son éxitos radiales que sonaron muchísimo. Y también por los shows en vivo que uno sabe cuáles son las canciones más exitosas acá en Chile y Latinoamérica. Fue bastante fácil incluir el repertorio. Revivir los 22 años de carrera que tiene De Saloon”.
💫
Te
Morder
Quiero hacerte feliz
Abrázame
Déjalo
Te mueres
Ahora me toca a mí
Cabeza de escorpión
Me vuelves a herir
Domestícame
Nuestra señal
Rescátame
ESCUCHAR - DESCARGAR - COMPRAR

miércoles, 8 de mayo de 2024

NACHO VEGAS / DE PÚAS Y CUCHILLAS

-De púas y cuchillas-
Oso Polita 2023
-⭐⭐⭐-
Más de dos décadas después de su publicación original, el cantautor asturiano Nacho Vegas revisita la aclamada “El ángel Simón”, perteneciente a "Actos inexplicables", ese disco con el que lo escuchábamos por primera vez y en el que ya demostraba ser uno de los mejores letristas de su generación.

Ahora, nos presenta una nueva versión de este tema junto a su actual banda, que le aporta una sensibilidad especial y una violencia de la que carecía esa primera grabación.

Será la canción que complete el EP "De púas y cuchillas", en el que recopila sus últimos lanzamientos; propuesta ideal para el verano.
Abnegación
Añada de Lea
Opulencia y amén
Crimen y condena
El ángel Simón
ESCUCHAR - DESCARGAR - COMPRAR

martes, 7 de mayo de 2024

VEINTIUNO / EL ARTE DE PERDER

-El arte de perder-
WM 2023
-⭐⭐⭐-
"El arte de perder" pretende ser una lectura personal de lo que supone ser un grupo de amigos que constituyen un grupo de música, en un tiempo en que ser un grupo es una filosofía en desuso en la industria de la música, difícilmente vendible, pero ante la paradoja de que toda la escena pujante ahora quiere demostrar que hay músicos entre sus filas, y los contratan a sueldo.

Veintiuno somos una hermandad de losers que salieron de una provincia pequeña y que montaron un grupo con literalmente todas las de perder, y es lo que defendemos y lo que queremos contar. Hacemos y defendemos canciones, juntos.
Las creamos nosotros, las elaboramos artesanalmente, salga bien o salga mal, crecemos y caemos juntos.
21
Dominó
la ruina
La vida moderna (con Love of Lesbian)
A la orilla
La Toscana
Chihiro
Escalofríos
Ya no nos hablamos
Mañana lo dejo
Leona
Fiera
ESCUCHAR - DESCARGAR - COMPRAR

sábado, 27 de abril de 2024

JOAQUÍN PASCUAL / BALADAS PARA UN ATRACO

-Baladas para un atraco-
DAD 2023
-⭐⭐⭐★-
El 1 de marzo de 1986, Clark Olofsson cumplía condena en una prisión belga. Aquella mañana estaba eufórico porque al fin se iban a publicar sus memorias y eso le proporcionaría la fama mundial que ansiaba. Como un cruce entre Jim Morrison —sin la música— y Ted Bundy —sin la depravación—, guapo, hedonista y dotado con un encanto innato, Olofsson ya gozaba de reconocimiento en su país natal, Suecia, sobre todo gracias a su participación en el célebre atraco de Norrmalmstorg, en agosto de 1973. This charming man pasó seis días en el interior del Kreditbanken, situado en unala céntrica plaza de Estocolmo, con su compinche y los cuatro rehenes del atraco —dos mujeres y dos hombres—, y se lo pasaron pipa: comieron, bebieron, bailaron y follaron ante el estupor de la policía. Una de las rehenes llamó al primer ministro Olof Palme para decirle que ordenara a su estúpida policía su puesta en libertad, la de ellos y la de los dos atracadores. Así nació lo que se conocería como síndrome de Estocolmo.

En realidad, el término no se consolidó hasta un tiempo después. En 1974, Patty Hearst, nieta de un multimillonario estadounidense, fue secuestrada por el Ejército Simbionés de Liberación, una pequeña organización de extrema izquierda. El magnate pagó el rescate, consistente en el reparto de comida entre la población más pobre de California por valor de seis millones de dólares, pero Patty no volvió a casa. Al abuelo se le quedó cara de bobo cuando vio una fotografía de su nieta de 19 años armada con un fusil AK-47 durante el atraco a un banco: Patty se había unido al ESL, decidida a hacer la revolución. Su sueño se vio frustrado cuando la capturaron al año siguiente.

En 1976, se celebró su juicio. La defensa trató de argüir el síndrome de Estocolmo para conseguir su absolución, aunque sin éxito. Sin embargo, poco después, aquel nuevo trastorno psicológico estaba en boca de todo el mundo. Para entonces, a Clark Olofsson le comía la rabia. No es que le importara que su hazaña hubiera acabado dándole nombre a una patología; lo que le molestaba es que esta no llevara su apellido: el síndrome de Olofsson. Para colmo, la gente no lo relacionaba con él sino con una mocosa revolucionaria pija y arrepentida. Por eso, aquel 1 de marzo de 1986 se despertó creyendo que al fin había llegado su momento de gloria; aunque aún no había cumplido los 40, el libro en el que narraba una existencia consagrada a las estafas, los atracos a bancos y otros robos y, sobre todo, a ser un vividor, estaba terminado y listo para ser publicado. Ese día iba a firmar el contrato, el libro sería un best seller y él se haría famoso en el mundo entero. Seguramente habría una película; estuvo pensando en qué papel podría interpretar. Entonces llegó la visita que esperaba. Su editora venía desde Suecia, y enseguida le dio una noticia que le sentó como un puñetazo en el estómago: la noche anterior Olof Palme había sido asesinado. El país entero estaba conmocionado y de luto por el respetado estadista acribillado cobardemente en la calle mientras paseaba con su esposa.
En consecuencia, a nadie le interesaban ahora las andanzas de un delincuente que se comportaba como una estrella de rock. La editorial echaba humo tratando de acelerar la publicación de un volumen que recopilara los mejores discursos del Primer Ministro interfecto. El libro de Olofsson se quedaba en un cajón sin ser publicado. Los criminales que quieren ser famosos tienen algo en común con los cantantes que tienen demasiada prisa por convertirse en estrellas: a ambos se les nota demasiado, y por ello se les suele acabar pillando. II La Mancha, algún lugar, 2022.

Los señores J y F llevan décadas escribiendo canciones, muchas canciones. Algunas de ellas se cuentan entre las más preciosas escritas nunca en español. Y aún les quedan muchas por escribir. Nunca se han hecho ricos con la música, tal vez afortunadamente. Pero ahora planean un retiro digno, para cuando se hagan viejos. No les quiero destripar el plan, para eso tienen esta joya de álbum entre las manos. Pero sí quiero acuñar un término. Esto es el síndrome de Albacete: Muchos criminales siguen estos pasos: primero delinquen, lo hacen una y otra vez, luego van presos y finalmente buscan redimirse escribiendo un libro, abrazando alguna fe o estudiando derecho.
El síndrome de Albacete implica el camino inverso, que empieza con una vida consagrada a escribir canciones y termina con el atraco a un banco. Esta transición se produce de forma natural, por extraño que parezca. Para entender este punto conviene observar los paralelismos que presentan acciones que, a priori, nos pueden parecer muy diferentes. Pocas cosas desprenden una belleza tan parecida como las canciones y los atracos a bancos. Se podría decir que ambos son, en esencia, actos de amor. De muchas canciones emana una suerte de justicia social; de los atracos, una justicia poética. Y viceversa. Las canciones se escriben desde la intimidad, pero ocurre a menudo que brillan más cuando las interpreta una banda. Los atracos pueden perpetrarse en soledad, pero cuando interviene toda una banda de atracadores pueden rozar la perfección. Los atracadores suelen utilizar armas, aunque a veces estas son de juguete. Las canciones se interpretan con instrumentos musicales, y a veces son de juguete. Hay gente presa por haber atracado un banco. Hay gente presa por cantar una canción. Los nervios antes de entrar en acción, el nudo en el estómago, las palpitaciones, el miedo a que algo salga mal, a que falle una sola pieza y lo eche todo a perder, la ansiedad paralizante, la sensación de peligro, de que cualquier cosa podría ocurrir en los siguientes minutos…
E inmediatamente, cuando comienza la acción, comprobar cómo se disipa todo lo anterior y aparece la adrenalina, la emoción del momento y la certeza de que ya no hay vuelta atrás y de que hay que seguir hasta el final pase lo que pase. Es lo que sucede antes y durante una actuación en directo. Una sintomatología análoga a la que padecen los atracadores cuando se disponen a entrar al banco y una vez que comienza el atraco. En ambos casos se trata de un espectáculo. En el síndrome de Albacete, finalmente, no ocurre que los rehenes simpatizan con los atracadores, sencillamente porque no hay rehenes. Hay público, como en los conciertos cuando este forma parte activa de las canciones que están sonando, las reinterpreta, deja que le emocionen o que le perturben, baila, llora o ríe con ellas. En el SdA no hay rehenes porque la gente se une a los atracadores y sucede lo mismo que cuando una canción es cantada a coro por toda una audiencia. Son atracos corales.

No, nunca se es demasiado viejo para escribir una canción ni para atracar un banco. Y así como le cantamos a lo que nos duele, atracamos aquello que nos hace daño. Y ahora escuchen, pues lo bueno está a punto de empezar.

Joaquín Pascual, "Baladas para un atraco".
💰
El plan
La noche previa
El atraco
Un final abierto
Balada intergaláctica
El accidente
Una cruz clavada
El presente
Empezar de cero como si nada
Lo bueno
ESCUCHAR - DECARGAR - COMPRAR


  © Blogger templates Psi by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP  

tag