viernes, 24 de febrero de 2017

MAGA / SALTO HORIZONTAL

-Salto Horizontal-
WM 2017
-
"Salto Horizontal" es el sexto álbum de estudio de Maga.
Diez nuevas canciones, treinta y seis minutos de música.
Producido por Ángel Luján (Xoel López, Vetusta Morla, Anni B Sweet), y masterizado por Brian Lucey (Arctic Monkeys, The Black Keys, Lucinda Williams).
La portada es obra de Fran Lemos. El ilustrador es el creador de todo el arte del disco.

Dice Santi Balmes, de Love of Lesbian, a propósito de las canciones de este disco que: "Lo de Maga es como bailar poesía. Azul, con destellos dorados".
Dice Juan Alberto de Niños Mutantes al respecto de estas canciones de Maga: "Juegan en otra liga, siguen dibujando melodías que son laberintos con salida. Lo que suena en estas canciones no es lo mismo. Es más y mejor. Un salto hacia delante, hacia la zona que conecta música y corazón, ese lugar donde muchos querríamos quedarnos para siempre".

Comienza el disco con el susurro de Miguel Rivera en Domingo, y una letra -"¿quién me vio caer al suelo, levantarme y alzar el vuelo?"- que evidencia la reinvención de unos Maga que se han decidido entre otras cosas por primera vez a trabajar con un productor externo al grupo, Ángel Luján. Una figura fundamental para liberar al grupo de sus corsés, aportando multitud de matices, arreglos y un aire mucho más luminoso, además de dotar de un poderoso músculo rítmico a las delicadas composiciones del grupo sevillano.
Y llega la monumental Báltico, y su ritmo casi industrial, abriendo paso, como un rompehielos, a una bella historia de amor y libertad. Una de las canciones más destacadas de un disco en el que resulta casi imposible decidirse por una favorita. Estos seis años nos han devuelto a unos Maga maduros y clarividentes, solo así nacen canciones tan rotundas como Por las tardes en el frío de las tiendas, en la que cuentan con la colaboración de Anni B Sweet, o Cuando nadie me escriba, otro tema destinado a convertirse en himno en sus conciertos. Nadie más podría haber escrito un canto a la soledad como este, imágenes de un hogar que se descompone a la vez que una relación se desvanece, la naturaleza fundiéndose con los sentimientos y otra vez esa emoción que solo son capaces de transmitir unos pocos escogidos. Y sigue la voz de Miguel Rivera revoloteando, dibujando laberintos con salida, ahora en dos temas de aire folk como Esmeralda e Incendios a merced del viento, la guitarra acústica y la voz protagonistas de historias de amor frustradas, siempre dejando un hilo para la esperanza. Como en Juego, con ese grito de -"¡viva el corazón! ¡muera la impostura!"- con la colaboración de Zahara a los coros.
Y enfila el disco su último tramo con tres dedicatorias. A Cádiz, en De plata, una canción tan llena de vida como la ciudad culpable de que el sol y el mar estén tan presentes en el imaginario de Maga. A la poesía, en La casa en el número 3, residencia de Vicente Aleixandre, y donde lo visitaban Cernuda, Neruda, Lorca,... Y por último, en La noria, a aquellos que dan voz a los que nunca la han tenido, una canción comprometida con la situación política y social -"de nuevo sentir la plaza ocupada"- y a pesar de todo, optimista -"queda tanto por hacer, nadie va a quitarnos las ganas"-.
🐠
Domingo
Báltico
Por las tardes en el frío de las tiendas
Cuando nadie me escriba
Esmeralda
Incendios a merced del viento
Juego
De plata
La casa en el número 3
La noria
ESCUCHAR - DESCARGAR
-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

  © Blogger templates Psi by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP  

tag