sábado, 27 de febrero de 2021

LA MONJA ENANA / UN CADÁVER QUE ABRE UN OJO

-Un cadáver que abre un ojo-
Elefant Records 2002
-⭐⭐⭐-
La Monja Enana eran Juan (teclados y maquinitas) y Ana (voz). El dúo se dio a conocer en 1998 con una maqueta y una serie de conciertos. La maqueta sonó insistentemente en programas especializados como “Flor de Pasión”, “Diario Pop” y “Viaje a los sueños polares”. Los oyentes de los dos últimos programas escogieron dicha maqueta como la mejor del año 98. Empieza a ser habitual la presencia del grupo en directo en fiestas pop como el homenaje al locutor Juan de Pablos en la sala Siroco de Madrid.

"Un cadáver que abre un ojo", un título tan imprevisible como impactante que rinde homenaje a las novelas de misterio de los cincuenta.
Abre el disco 'Números', una intrincada novelita de espías que se transmiten instrucciones a través de combinaciones numéricas; de nuevo nos presentan escenarios que destilan ese futurismo gris, siniestro y Orwelliano que tan bien se les de recrear. Para que la cosa quede redonda, entre las habituales líneas de secuenciador y la dulce voz de Ana se cuelan auténticas grabaciones de emisiones de onda corta que recitan números.
Por su parte, 'Amor cuántico' relata un romance entre científicos que se complica por las dificultades que surgen de la mecánica cuántica. En 'Los días de Perky Pat' Juan vuelve a homenajear a su admirado Philip K. Dick. Tomando el título de uno de los relatos cortos de dicho autor, la canción versa sobre las penurias que tienen que atravesar unos colonos en su sufrido día a día en Marte; en tal situación la única válvula de escape parece ser la ingestión masiva de alucinógenos: "Todo se soluciona tomando una dosis de soma". Es curioso como a partir de temáticas tan sombrías La Monja Enana consiguen crear canciones llenas de colorines y diversión. 'Me enamoré de un robot' apareció por primera vez en el recopilatorio "Elefant Dosmiluno" y sigue siendo una de las mejores canciones del dúo, una historia de amor y robótica descrita que mezcla el candor y el veneno de una forma sublime.

Para cerrar, 'Estoy solo': otra fantasía futurista contada con humor y desparpajo. La desesperación inicial del protagonista al encontrarse solo en el mundo, tras alguna oscura debacle nuclear, se torna en alegría en cuanto comienzan a aparecer las ventajas de dicha situación.
🧟
Números
Amor cuántico
Los días en Perky Pat
Me enamoré de un robot
Estoy solo
ESCUCHAR - DESCARGAR
-

No hay comentarios:

Publicar un comentario

  © Blogger templates Psi by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP  

tag