jueves, 3 de noviembre de 2011

ÚRSULA / 10 AÑOS POR AMIGOS

'10 años por amigos'
Foehn Records 2011
-
Parece que fue ayer mismo, pero han pasado ya diez años desde que David Cordero presentó a Úrsula con “La banda sonora de mi funeral”, primer disco de la banda. Durante esos diez años, David ha ido haciendo crecer a su banda
, que poco a poco dejaba de ser un pasatiempo, una excusa para echar un rato con los amigos y echar de paso algún demonio fuera; que poco a poco se comía cada vez más partes de su vida cotidiana. Para bien, porque gracias a eso el suyo es uno de esos raros casos en los que cada disco es mejor que el anterior; uno de esos casos en los que el artista madura con coherencia y ambición, mudando de piel pero sin cambiar el espíritu. Que es la razón por la que es posible trazar una línea continua, que comienza en “La Banda Sonora de mi Funeral”, (2001) y termina en “Hasta que la soledad nos separe” (2010), y que va cambiando de color y grosor para saltar de un post-rock de tintes dramáticos, cercano al slowcore, para abrazar primero una folktrónica intimista y sentimental (la que daba forma a "Autoayuda Emocional", su entrega de 2005), y después sumergirse en un ambient paisajista, de altísimo contenido emocional.

Por supuesto, en ese viaje han aparecido y desap
arecido muchas personas: Ursula ha sido a veces una banda imposible de meter en una sola furgoneta y otras veces el proyecto unipersonal de David, y en todos los casos las circunstancias han moldeado el sonido de los distintos discos y EPs. Eso, y los consejos y aportaciones de los muchos amigos que David (porque, a pesar de que intente engañarse en “Fuerza mayor”, además de “una guitarra y discos” tiene también un buen puñado de amigos) ha ido cultivando dentro y fuera de los escenarios. Precisamente su último fichaje, el barcelonés bRUNA, es el encargado de abrir “10 años por amigos“, un disco de título evidente en el que dieciséis bandas y artistas amigos soplan, cada uno a su manera, las velas del décimo pastel de cumpleaños de Úrsula. bRUNA lo hace de manera delicada, utilizando “Capítulo siete” como excusa para esculpir una deliciosa miniatura de cuerdas sintetizadas y piano. Un comienzo intimista, tras el que llega la oscura revisión que Blacanova realiza de “Infidelidades múltiples“, una canción que, con su defensa del rencor y el derecho a no olvidar, parecía escrita para ellos. No son los únicos sevillanos, que por esa cercanía que da el juntarse en los bares, y también porque con algunos comparte casa en Foehn, su sello actual, abundan dentro del disco. Y así, Tannhäuser transforma “La minoría silenciosa” en una precisa pieza de relojería post-rock, que va creciendo en intensidad hasta estallar en una masa de ruido, mientras Sundae reviste “Lejos de todo” con ropajes de shoegaze, largos desarrollos climáticos y guitarras que saben a espuma, y un poco más allá The Baltic Sea insufla una fuerte dosis de épica a "Una y no más", añadiendo un inesperado, interesante acento rockero al vocabulario de Ursula.
De Madrid viene una de las versiones más ambicio
sas del lote: ese tobogán climático, que crece entre tormentas de estática, detalles de indietrónica y folk arrastrado, que El Hijo construye alrededor de “Triste pero cierto“. Y de Castellón la relectura en clave pop de “Recuérdamelo mañana“, que en manos de Aitänna 77 recuerda más bien al pasado, al C86 y a languidez donostiarra. De más al sur, de la provincia de Cádiz, llegan una toma espaciosa y atmosférica, casi cinematográfica, de “El principio de mi posible fin“, a cargo de Lucio & The Music Komite (banda en la que, por cierto, milita alguno de los músicos que formaban parte de Ursula cuando se grabó la versión original de la canción), y ese intenso ejercicio de apropiacionismo que ejecuta Dani Llamas con un “Nevermind it’s alright” (versión rebautizada de “Igual da igual”), que huele a slowcore fronterizo, y que haría sonreír al mismísimo Alan Sparhawk. Y aún más al sur, en Tenerife, Pumuky aumenta la (ya de por sí elevada) carga de tristeza que contenía “Dejadme sólo” en una versión temblorosa y emocionante.

Y como era de esperar, no todo son guitarras en el disco: ahí están las remezclas de “Insomnio de verano“, que el inefable Dot Tape Dot llena de campanitas, ruidos de
insectos y delicadas trazas de gamelan, y de “Fuerza mayor”, que Fibla adorna con un ritmo cinemático y un fondo en continuo crescendo, pleno de emoción. Y ahí están también la deliciosa chifladura, repleta de vocoders y ritmos gruesos, que inventa Emilio José para “E eu con estes pelos“. O esa versión deshuesada de “Puedo y no quiero“, que Bacanal Intruder reduce a su mínima expresión, para luego decorarla con crujidos, retales melódicos y (más) campanitas. Balago, por su parte, aumentan (y ya era difícil) la dosis de emoción en “Después de atardecer“, que en sus sabias manos parece siempre al borde de la explosión climática, y Strand cierra el viaje con una versión fracturada, de curioso sabor hip hop, de “Lo que pienso los domingos“.
Y lo mejor de todo, lo que confirma que Úrsula cumple su primera década de vida con una salud de hierro, es que a pesar del babel de estilos y acentos que habita en su inte
rior, “10 años por amigos” mantiene, como ya decíamos más arriba que sucede en la discografía de la banda, una fuerte cohesión interna: escucharlo de principio a fin supone adentrarse en un universo propio, cada vez más definido, que ni siquiera los disfraces más elaborados consiguen ocultar por completo. Así que sólo queda soplar las velas, disfrutar de estos dieciséis regalos y confiar en que David no tarde demasiado tiempo en volver por aquí con un nuevo disco bajo el brazo.


Vidal Romero
UUUUU
bRUNA – Capítulo Siete
Blacanova – Infidelidades Múltiples
Pumuky – Dejadme sólo
Fibla – Fuerza mayor
Bacanal Intruder – Puedo y no quiero
Dot Tape Dot – Insomnio de verano
Emilio José – E eu con estes pelos
Balago – Después de atardecer
The Baltic Sea – Una y no más
El Hijo – Triste pero cierto
Tannhäuser – La minoría silenciosa
Dani Llamas – Nevermind it’s alright
Sundae – Lejos de todo
Aitänna 77 – Recuérdamelo mañana
Lucio & The Music Komite – El principio de mi posible fin
Strand – Lo que pienso los domingos
ESCUCHAR - DESCARGAR
10 años por amigos

1 comentario:

  1. señor pollo mp3, quisiera compartir mis mixtapes con usted, y como no encontré forma de contactar le dejo un comentario. lo siento.

    sólo hay una publicada, pretendo colgar una cada domingo. y ya si me enlace, fetén. muchas gracias. have a nice day, sir.

    www.eraunabuenapersona.tumblr.com

    ResponderEliminar

  © Blogger templates Psi by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP  

tag