lunes, 15 de octubre de 2012

CRÓNICA 4ª EDICIÓN DEL MONKEY WEEK

(The Wheel and The Hammond)
-
'Cronica 4ª Edición del Monkey Week' 
-
Octubre volvió a ser la fecha elegida para la 4ª edición del festival celebrado en El Puerto de Santa María Monkey Week. Algunos cambios respecto a ediciones pasadas como la reducción de días o la unificación de precios a la hora de ver tanto los showcases como los conciertos nocturnos que se convierte en auténticas maratones casi sobrehumana, no ha hecho menguar la asistencia de público ni la de medios que por años se multiplican, no en vano sigue siendo un festival muy orientado a los profesionales de la industria musical y a todos los que le rodean. 
(Pony Bravo)
El jueves 11 por la noche fueron los conciertos de presentación con un cartel formado por Lisabö, Za!, Pony Bravo y Gipsy Aliens. Con poco retraso respecto a la hora señalada de comienzo el grupo de rock del País Vasco Lisabö subía al escenario del Mucho Teatro con la intención de probar que los cimientos de la sala no se vendrían abajo en toda la noche si aguantaban su brutal sonido. Jugando a pares con 2 guitarras, 2 bajos, 2 baterías y 2 voces esta banda que se mueve entre el punk y el noise cantado en euskera quiso agradecer a los Pony Bravo su mediación para estar esa noche allí y acabaron tocando un tema con otro de los grupos que se hizo casi protagonista absoluto de la noche, Za!, los cuales fueron los siguientes y no precisamente en aparecer sobre el escenario, entre el público con sus instrumentos de viento y percusión la banda catalana se fue abriendo paso hasta subirse sobre él (aunque no tardaron mucho en volver a bajar ante el deleite de todos los allí presentes). Electrónica, rock, psicodelia… es difícil definir a este grupo multiinstrumental quienes al acabar su actuación se montaron otra muy particular con Pony Bravo. 
 (Za!)
Los sevillanos, unos habituales en sus distintas formaciones desde el comienzo de este festival, nos siguen desgranando temas su último trabajo “Gramo de Fe” y del anterior junto con otros temas nuevos como ese “Eurovegas” o el pseudorap final. “La voz del hacha” fue la encargada de abrir fuego y fueron también varios los temas donde colaboraron el anterior grupo como “Niña de Fuego” o “Super-Broker”. No faltó el tema más aclamado durante la noche “La Rave de Dios” que produjo la catarsis bailarina de la noche antes de despedirse en otro gran concierto. Gipsy Aliens, apuesta personal del festival, fueron los encargados de cerrar la noche ante un público ya minoritario que o bien daban por amortizada ya la noche o bien eran consciente también de la larga jornada que quedaba por delante el día siguiente. Los jerezanos aún así, y como debe de ser, no se amedrantaron y dieron un gran concierto. Segunda vez que tengo la oportunidad de verlos y son de estas bandas que van a más y que darán más que hablar. 
 (Xoel López)
El viernes al mediodía en el Teatro Pedro Muñoz Seca enclave donde se sitúan todos los stands de productoras, distribuidoras y demás profesionales, actúo en formato acústico Xoel López. Guitarra y ukelele en mano, armónica colgada y percusión en los pies asistimos, las casi sorprendentemente poca gente que allí estábamos, a un showcase más Deluxe que Xoel, todo lo contrario que los otros 2 conciertos más que tenía programado en el festival. Así pudimos escuchar pequeñas joyas como “Quemas” y “El Cielo” junto con algún que otro tema de su último trabajo “Atlántico”. Por un retraso en el espacio pude ver gran parte de la actuación de Ross quien presentaba su Ep “Durante el fin del mundo”, pop melódico llegado desde Murcia y con mucha experiencia sobre las tablas que congregó a número considerable de gente que buscaba a esas horas la poca sombra que el recinto abierto y gratuito daba. Al volver a la otra sala solo pude ver la parte final de la actuación de los jóvenes portugueses Nice Weather for Ducks quienes me dejaron un buen sabor de boca como para escucharlos al completo en la actuación que tenían al día siguiente. 
(Nice Weather for Ducks)
Vuelta de nuevo a la Plaza Alfonso X, allí los venezolanos Famasloop, creadores según sus propias palabras del estilo cucú-pop, con sonidos que recuerdan a Miranda pero con su propio toque personal, indumentaria a juego incluida, se presentaban con “La Quema”. Quizás si la actuación hubiera sido en horas posteriores hubiera habido más animación que la presente. Tras un breve parón para reponer fuerzas, la banda compuesta por los 3 jóvenes madrileños Al Berkowitz ofrecieron a una plaza que ya se iba animando con más gente los temas de “A long hereafter/Nothing beyond”, base experimental con ritmos y armonías que nos transporta a una atmósfera meláncolica muy propia para esa hora de la tarde. 
 (Lorena Álvarez)
Nos volvimos para ver una de las bandas que más ha dado que hablar entre los asistentes y que gracias al boca-oreja consiguieron una expectación y lleno absoluto en su 2ª participación del día siguiente, Lorena Álvarez y su Banda Municipal nos maravilló por su desparpajo y gracia sobre las tablas a las que llegaron tras hacerse un paseíllo con bombo, tambor y guitarra desde el exterior del teatro hasta llegar dentro. Armados también con pandereta, flauta y botella de anís que corrió entre todos los asistentes salvo en cuando la necesitaban para tocar. Música folk tradicional desde Asturias con letras actuales que hicieron disfrutar a los asistente aún con la voz algo acatarrada y con esa guitarra la cual no hacía falta afinar porque según sus propias palabras “..afinar es de derechas”. Tras asistir y solo poder escuchar el último tema de Elle Belga, motivo por el cual no tengo mucho que comentar, pude ver a The Wheel and the Hammond, finalista el circuito Pop Rock Joven de Andalucía, y eso es lo que ofrecieron, al estilo británico, buenas guitarras y melodías vocales. 
 (Napoleón Solo)
A continuación llegamos a una nueva ubicación para poder ver a Napoleón Solo, espacio que sonoramente dejaba mucho que desear pero que con un último disco tan excepcional como “Chica Disco”, del cual fueron todos los temas que tocaron, el público no tuvo problemas en entregarse sin más intención que pasarlo bien en esos 40 minutos que volaron tanto para la gente como a los propios miembros del grupo a los que pillaron un poco descolocado puesto que tenían pensado tocar algunos temas más. 
 (Los Alimentos)
A continuación fue el turno de ver a Los Alimentos, cordobeses que presentaron en exclusiva los nuevos temas de “San Antonio” primer Lp de la banda el cual recientemente ya estrenaron tema y videoclip de “Subcampeón”. Con un toque menos powerpop que sus ep’s anteriores gustaron y dejaron muy buen sabor de boca. Si pasas por otro espacio y ves gente amontonada en la puerta es señal casi inequívoca de que algo interesante se cocía dentro. Así que entramos a ver a Beggar’s House y no había error, solo rock en estado puro para una banda multipremiada con muchos adeptos en ese día. 
 (Grises)
Llegado ya las 9 de la noche fue el turno de Grises desde el País Vasco, banda electropop quienes fueron otras de las sensaciones de la jornada. Mucha gente se acercaron a escuchar himnos ya de la banda como “Parfait”, “Plástico Eléctrico” o “El Hombre Bolígrafo” último single del grupo.  
De allí volvimos a los conciertos nocturnos del escenario Monkey Week para escuchar al recién estrenado nuevo disco de Hola a Todo el Mundo. Con un salto hacia la electrónica, los temas de este nuevo trabajo fueron tocados por primera vez de forma íntegra en una sala abarrotada para verlos muchos, como lo hicimos y nos sorprendimos gratamente hace 2 años cuando tocaron por primera vez. 
(Hola a Todo el Mundo)
El último día del festival lo comenzamos con Los Farelli, banda de rock llegados de Sanlúcar de Barrameda quienes congregaron un gran número de fans de la zona de todas las edades. Descripción gráfica de lo que sería un rock’n’roll en la plaza del pueblo empezaron a darle vidilla desde primera hora al festival. Como me pasa siempre en este festival, tienes pensado asistir a ciertos conciertos pero te recomiendan o descubres otros actos paralelos a los cual acabas sucumbiendo. De este modo mientras repartían algo de comer y de beber pude ver a grupos y artistas que se sentaban en un pequeño escenario y tocaban algunos temas, desde gente “anónima” hasta otras bandas del festival como el caso de The Patinettes que aprovechaban para recordarnos sus horas y lugares de actuación durante la tarde. Como mencioné en el día anterior, me anoté el ver el show al completo de este grupo de 5 jóvenes llegado desde la vecina Portugal, Nice Weather for Ducks. Ritmos bailables a base de guitarras contundentes y sintetizadores muy similar a bandas como Two Doors Cinema Club, Vampire Weekend… que han gustado muchos y a quienes no eran difícil encontrarlos a cualquier hora por el resto de actuaciones disfrutando de lo que veían. 
 (Icarus Crash)
De allí pasamos a la sala Milwaukee para ver a los malagueños Icarus Crash, otra joven banda pero con muchos años en sus espaldas con un potente recital y quienes no se encontraron con un extenso número de espectadores. Seguidamente me encontré repitiendo con 2 bandas del día anterior, Lorena Álvarez y su Banda Municipal y Grises que dieron paso en la misma sala, El Niño Perdio, a los sevillanos Los News. Rock y descaro que están arrasando, metafórica y literalmente, allá por donde presentan “Automedication”. Poses, saltos, críticas verbal y fotográfica y mucho rock ante un amplísimo público que no salió indiferente de allí. 
 (La Inesperada Sol Dual)
La Inesperada Sol Dual grupo a medio camino entre Córdoba y New York fueron los siguientes en la lista de obligatoria presencia tras los comentarios recibidos en esos días. Con un espectáculo rodeado de unos 15 monitores más pantalla gigante, la fuerza del baterista quien lleva toda la base musical junto con las grabaciones y la potencia visual y vocal sobre el escenario de las 2 componentes acompañadas de theremín y sintetizadores, no pararon de bailar y hacer bailar tanto arriba como abajo del escenario derrochando y transmitiendo energía. Una grata sorpresa descubrir a este grupo y más que recomendable para una noche de fiesta. Cambiando un poco de tercio los siguientes para ver fueron los granadinos Plastic Frostik Machine. Otra de estas bandas las cuales no hay que perderles el rastro pues causan muy buenas sensaciones allá por donde van y no son pocos los sitios que visitan. Sonidos pop bailables con gran fuerza en directo y que casi hacen llenar la sala. 
 (Xoel López)
De camino para volver a ver a Xoel López pudimos escuchar los últimos temas de You Don’t Know Me, por lo visto por mí, único grupo que arrastró a un considerable número de seguidoras fans quienes ocupaban las primeras filas más atentas de gritar un “guapo” cuando el cantante se acercaba que a aplaudir sus temas, los cuales, todo hay que decirlo, hicieron bailar a una gran cantidad de espectadores que querían despedirse de ese escenario gratuito con el gran reclamo de la noche, el mencionado Xoel López esta vez acompañado por su banda. 
 (You Don't Know Me)
En comparación con el resto de grupos, mucho fue el tiempo que se tuvo que esperar entre una actuación y otra, pero es una concesión que se le puede otorgar para escuchar una gran parte del disco “Atlántico” donde en el tramo final se hizo acompañar por otro músico americano con el cual coincidieron hace tiempo y volvían a reunirse en ese día y que terminaron al sonido de “Reconstrucción”. 
 (Willy Naves)
Acabado el concierto el siguiente punto de encuentro fue en otra sala la cual no había pisado aún, allí nos esperaba Willy Naves que estrenaba y presentaba disco (“Conversaciones con Demian”, el cual se ha publicado el 15 de octubre, éxito de crowfunding donde algunos mecenas del proyecto estaban en la sala y a los cuales dedicó su tema “Primero de Mayo” en la actuación). Asturiano que pasaba por tierras andaluzas para tocar por primera vez y que fue llenando la sala poco a poco hasta conseguir un ambiente de cercanía y casi privacidad como las canciones de sus discos. Muy buena actuación para una sala no muy acorde a dar conciertos y en la que se fue creciendo durante el transcurso del showcase. Otra edición de Monkey Week que dejaron muchos más conciertos (136 actuaciones oficiales + conciertos improvisados en el teatro) pero que una sola persona no puede abarcar por mucho que quisiera y que sigue dejando como cada año un buen sabor de boca a todos los presentes y que espero que se repita el año que viene. 

Texto y Fotos: Fran Amores

2 comentarios:

  1. Esta crónica es mejor que la de Mondosonoro.
    Eso si, debieron ver también a Toundra y The Last 3 Lines. Pero es lo que pasa en estos festivales, se solapan muchos grupos interesantes y es imposible verlo todo.
    Enhorabuena, muy buen trabajo y muy buenas fotos.

    ResponderEliminar

  © Blogger templates Psi by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP  

tag